EL HOMBRECITO

EL HOMBRECITO

El hombrecito, de Chester Brown

Tapa rústica con solapas

B/N. 196 páginas.

Español

Edita La Cúpula

Reflexiones autobiográficas, caprichos surrealistas, experimentos dramáticos, píldoras de humor absurdo, incursiones extraterrestres, desacatos a toda lógica narrativa o drásticos tratados acerca de la metodología psiquiátrica a raíz de la esquizofrenia de su madre. De tono y temática surtida, estas historietas cortas que Chester Brown dibujó entre 1980 y 1995 (seleccionadas por él mismo para esta antología) están emparentadas con el espíritu del cómic underground pero terminan por cuajar en una voz tan original y con tantos niveles de significado que rechazan de pleno cualquier clasificación.
El hombrecito, además de una estimulante lectura a sorbos, es el testimonio directo de la construcción de un estilo, el de Chester Brown, que hoy se encuentra entre los más carismáticos del cómic contemporáneo.

Chester Brown 

Nació en Montreal, Canadá, el 16 de mayo de 1960 y creció en el vecino suburbio de Chateauquay. A los doce años, el periódico local The St. Lawrence Sun publicó su primera tira.
A los diecinueve se trasladó a Toronto, y en 1983 autoeditó sus creaciones en minicomics fotocopiados, a los que llamó Yummy Fur. En 1986, en Toronto, el editor de comics Vortex Comics empezó a publicarYummy Fur, y Brown pudo dejar su empleo en un laboratorio fotográfico y empezar a trabajar plenamente de dibujante como cómics.
En las páginas de Yummy Fur, Brown serializó varias de las que luego serían sus novelas gráficas: Ed, el payaso feliz (1989), merecedora de diversos premios internacionales, y dos estupendos frescos de recuerdo autobiográfico: El Playboy (1992) y I Never Liked You (1994). En 1998 recopiló un libro con sus historias cortas El hombrecito, publicado posteriormente por Ediciones La Cúpula. En 2003 completó la biografía de un líder rebelde canadiense del siglo XIX, Louis Riel, que le confirmaría como una de las voces más capacitadas e influyentes de la historieta.