EL MONSTRUO QUE SE COMIÓ LA OSCURIDAD

EL MONSTRUO QUE SE COMIÓ LA OSCURIDAD

El monstruo que se comió la oscuridad, de Joyce Dunbar y Jimmy Liao

Tapa cartoné

Color. 56 páginas.

Español

Barbara Fiore Editora

Lorenzo no puede dormir, no le gusta la oscuridad, debajo de la cama podría estar escondiéndose un monstruo. 
¡Así es! Se trata de un diminuto monstruo con un enorme apetito, que le encanta comer la oscuridad, la engulle toda. Hasta que muy pronto todo es luz, pero el monstruo sigue teniendo una gran sensación de vacío, que solo el cariño de un niño puede llenar.

Las maravillosas ilustraciones de Jimmy Liao completan este precioso cuento sobre el miedo a la oscuridad y el miedo a estar solo.

Jimmy Liao

Nació en Taipei (Taiwán) en 1958. La infancia de Jimmy Liao no es de cuento de hadas. No fue un buen alumno de Secundaria y en la Facultad de Bellas artes tenía la impresión de estar muy por debajo de sus compañeros. Trabajó doce años en el mundo de la publicidad, hasta lo que hacía durante el día le iba resultando cada vez menos interesante que su actividad nocturna como dibujante, al final, dejó su empleo y emprendió el camino de la libertad. Cayó gravemente enfermo de leucemia. Este período de sufrimiento aguzó su sensibilidad y su empatía. A los cuarenta, abandonó su empleo en una agencia para dedicarse por entero a escribir y dibujar sus propias historias, dirigidas tanto al público infantil como al adulto.

Desde la aparición de Secretos en el bosque y El pez que sonreía en 1998, Jimmy ha publicado álbumes ilustrados de una sorprendente originalidad con relatos de una gran riqueza. Fue el principio de un boom tanto en su país como en el extranjero. Sus historia pocas veces tienen un final feliz. Sus personajes no llevan una vida alegre. En el caos de la ciudad se enfrentan a situaciones difíciles. Los árboles mudos, el océano y el cielo son los amigos más fieles. Utiliza un vistoso colorido para expresar la cara oculta de las cosas, el silencio, la angustia, la soledad y la ausencia. Las obras de Jimmy han sido adaptadas a distintos medios artísticos: álbumes musicales, series televisivas, obras teatrales, películas, entre ellas, El pez que sonreía, que obtuvo en 2006 el Premio Especial al Mejor Cortometraje de Animación del Festival Internacional de Cine de Berlín.