El postporno era eso

 

 

Así que la Caperucita Roja del cuento, después de ser violada, golpeada y humillada durante siglos, quiere asumir el papel del lobo. Pero son demasiados los abusos a los que ha sido sometida, así que nos vemos obligadas a pegarnos entre nosotras para poder abrir, sentir y llorar las heridas que heredamos de generaciones y generaciones de fábulas. Y así redimirlas y escribir nuevos cuentos.

 

Todas las Caperucitas Rojas se vuelven lobos en la práctica postpornográfica.

«En el postoporno a veces no hay acto, simplemente es una reflexión sobre la sexualidad»

 

Páginas:
208 con 14 fotografías en color
Edita Melusina España

 
El postporno era eso
$690,00
Cantidad
El postporno era eso $690,00

 

 

Así que la Caperucita Roja del cuento, después de ser violada, golpeada y humillada durante siglos, quiere asumir el papel del lobo. Pero son demasiados los abusos a los que ha sido sometida, así que nos vemos obligadas a pegarnos entre nosotras para poder abrir, sentir y llorar las heridas que heredamos de generaciones y generaciones de fábulas. Y así redimirlas y escribir nuevos cuentos.

 

Todas las Caperucitas Rojas se vuelven lobos en la práctica postpornográfica.

«En el postoporno a veces no hay acto, simplemente es una reflexión sobre la sexualidad»

 

Páginas:
208 con 14 fotografías en color
Edita Melusina España