LA CALAVERA DE CRISTAL

LA CALAVERA DE CRISTAL

La calavera de cristal. Basado en el guión de Nicolás Echeverría, de Juan Villoro

Ilustraciones de Bef

Tapa cartoné

Color. 72 páginas.

Español

Edita Sexto Piso

La calavera de cristal es la primera novela gráfica de Juan Villoro. Esta historia, ilustrada con precisión y talento por Bef, apuntala el género del cómic en México y se presenta como una lectura entretenida y entrañable para todas las edades. En el homenaje por el décimo aniversario de la muerte del capitán Rodríguez Plata, su hijo Gus se da cuenta de que la vida de su padre es un misterio para él. De la mano de su amigo Máquina decide aventurarse a resolver los enigmas que rodean el deceso de su padre. En el trayecto se hará de cómplices como su tío Felipe, un científico loco que se refiere a Gus como «pequeño primate», y su fiel asistente, el gordo Bernabé, que es bueno como el pan; contará con la ayuda de Jerónimo «el Reptil» Rodero, quien expía sus pecados viviendo en el desierto donde se alimenta de culebras y armadillos. Juntos deberán combatir a Venus de Venegas, un rico empresario coleccionista de dulces exóticos y de piezas arqueológicas y a su manga de secuaces: la hermosa Circe, que sólo encuentra paz destruyendo obras de arte que rivalizan con su belleza, el conserje del Museo de Antropología Xipe Totec, cuyo apodo deriva del parecido de su horrible rostro con el dios maya de la renovación (el dios despellejado), así como un sacerdote corrupto llamado Mano Santa, y Roberto Bob Boby, campeón regional de tiro y veloz corredor de autos. En medio de esta épica búsqueda a través del pasado, héroes y villanos pasarán por míticos parajes arqueológicos como Paquimé o Yaxchilán, mientras intentan descifrar las pistas contenidas en cajas negras de aviones, códices mayas y antiguas ciudades prehispánicas en pos de «el brillo de los hombres»: la calavera de cristal.

Juan Villoro

(Ciudad de México, 1956) es uno de los escritores de habla hispana más importantes en la actualidad. Sus cuentos, novelas, obras de teatro y crónicas le han dado la vuelta al mundo y han sido traducidas a diversos idiomas. Ha sido merecedor de diversos premios entre los que destacan el Premio Herralde con su novela El testigo en el 2004, el Premio Internacional de Periodismo Vázquez Montalbán en el 2006 y el premio Antonin Artaud por su volumen de relatos Los culpables, en el 2008. La calavera de cristal es su primera novela gráfica.