LA CHICA DE POLVO

LA CHICA DE POLVO

Jung escribió y dirigió el corto animado, La Chica de Polvo, el cual fue seleccionado en Cannes Directors´s Fortnight y ha sido presentado en numerosos festivales internacionales. Esta edición es el resultado gráfico del corto, el cual incluye su versión animada.

La chica de polvo   (Dust Kid) , de la coreana Jung Yumi, no es un libro común. A pesar de tener 219 páginas, su lectura tarda, como máximo, unos diez minutos. Es una historia contada con imágenes, esa manera que encontró la autora de contar los relatos que se le vienen a la cabeza. 

 

"Disfruto de los diversos géneros del arte y siento que cuando estoy creando, las imágenes que he visto emergen de manera natural", dice Yumi, quien no se considera buena escritora, pero sí buena para contar historias.

 

Su obra,  La chica de polvo , saltó al terreno de la animación cinematográfica, en el que Yumi se dio a conocer como directora en todo el mundo. El corto de 10 minutos fue seleccionado para Cannes (2009) y otros 50 festivales internacionales y ha ganado 10 premios extranjeros.

 

Con la sutileza y la mirada singular que ofrece Oriente,  La chica de polvo  es un relato sencillo, inspirado en un acto de la vida cotidiana como es la experiencia de vivir solo y limpiar la casa. De hecho, a esa escena tan universal es a la que Yumi atribuye el éxito de su propuesta narrativa, que de paso le ofrece a cada lector una experiencia de lectura muy personal.

 

La artista, formada en bellas artes y animación en su país natal, cuenta que la idea le surgió un día en que limpiaba su apartamento. Así se le apareció Eujin, la protagonista, quien mientras realiza la misma acción de su creadora, comienza a encontrar en diferentes lugares (debajo de la cama, en el escritorio, en el baño, en la cocina) una pequeña 'niña de polvo'.

 

"Creo que la limpieza, además del acto físico, tiene un efecto psicológico muy fuerte, que encierra algo esencial y significativo en nuestras vidas. La vida humana consiste en una constante autonegación. Queremos creer que somos seres perfectos, pero seguimos descubriendo que somos imperfectos y llenos de ansiedad", dice Yumi, al intentar descifrar su propia metáfora de la historia.

 

Junto con  La chica de polvo , la editorial Rey Naranjo publica en español  Paranoica , un bello libro de poemas, de corte existencial, tipo haiku con textos muy cortos y con muchas imágenes.

 

Este libro nació primero como una obra de arte de gran formato, a partir de un diario que la autora hizo a los 20 años. "Cuando cumplí 20 me fui de mi ciudad natal y comencé a vivir sola. Eso me generó inestabilidad y confusión. A través del diario pude organizar mis ideas y encontré un consuelo", anota Yumi de aquel diario, donde brotó su talento gráfico.