LA COSA PERDIDA

LA COSA PERDIDA

La cosa perdida, de Shaun Tan

Tapa rústica

Color. 32 páginas.

Español

Bárbara Fiore Editora

La cosa perdida es una historia humorística sobre un chico que descubre una criatura de aspecto extraño mientras recoge tapones de botellas en la playa. Le parece que está perdida e intenta descubrir a quién pertenece, pero el problema es recibido con indiferencia por el resto de la gente, que apenas advierten su presencia. Nadie se muestra dispuesto a ayudar, cada uno a su manera: extraños, amigos, familiares… todos rehusan prestar atención a esa interrupción inesperada de sus respectivas rutinas. A pesar de la simpatía que le despierta, el chico lamenta la desventura de la criatura y hace lo posible por encontrar el lugar al que pertenece.

La cosa perdida  recibió una mención honorífica en la Feria Internacional del Libro de Bolonia, Italia, fue nombrado libro de honor en los premios CBCA, ganó un premio Aurealis y un premio Spectrum de ilustración en Estados Unidos. Las ilustraciones originales del libro se expusieron en el Museo de Arte Itabashi de Tokyo. 
Una productora de cine con sede en Londres, Passion Pictures, trabaja actualmente en la adaptación de La cosa perdida como corto de animación, mientras que la joven compañía teatral Jigsaw, con sede en Canberra, estrenó una adaptación multimedia de la historia en la National Gallery de Australia en octubre de 2004.

Vean el cortometraje: https://www.youtube.com/watch?v=yzHKAvu8PJo

Shaun Tan 

Nació en 1974 y creció en un barrio residencial al norte de Perth, Western Australia. En el colegio lo conocían como «el que dibujaba bien» lo que compensaba en parte el hecho de que siempre fuera el último de la clase. Se licenció en la universidad de WA en 1995 con matrícula de honor ex aequo en Bellas Artes y Literatura Inglesa y actualmente trabaja a tiempo completo como artista y autor freelance en Melborune.

Shaun empezó a dibujar y a pintar ilustraciones para historias de ciencia ficción y de horror en publicaciones menores cuando era adolescente y desde entonces se ha hecho famoso con libros ilustrados que tratan temas sociales, políticos e históricos mediante su imaginario surrealista y onírico. Libros como 
Los conejos, El árbol, La cosa perdida y la aclamada novela sin palabras Emigrantes han sido traducidos por toda Europa, Asia y Suramérica, y han podido disfrutar de ellos lectores de cualquier edad. En 2011 recibió el prestigioso reconocimiento Astrid Lindgren Memorial Award.