Relatos de un hombre incoherente

Relatos de un hombre incoherente

“Relatos de un hombre incoherente” es el primer libro de Román Criscione, pero ese es sólo un dato frío y anecdótico. Porque es más que eso.

La compilación de textos que encierra este volumen no puede etiquetarse como novela ni como compendio de cuentos. Es una expresión artística directamente realizada para destruir lo convencional, para romper con las barreras tanto de nuestras mentes, como de las formas “formales” de la literatura misma.

El resultado está en estas páginas que guardan con recelo a un Ella y a un El que nunca se nombran, pero que siempre están; que cobijan reflexiones oníricas dentro de mundos paralelos y realidades surrealistas simplemente para sosegar el dolor de sus propias existencias.

Cada palabra de Criscione se abraza a su propio texto para no morir en el intento de vencer la angustia cotidiana y así lograr consuelo. Son palabras escritas dentro de un caos de formas que van desde el dialogo hasta la repetición constante y permanente de un momento determinado; y desde el fluir de la conciencia hasta la escritura excitada, rápida, casi orgásmica.

Leer cada una de estas páginas no es sólo un ejercicio de lectura, es un modo de introspección que nos coloca, como lectores, dentro de las más profundas experiencias emocionales, las cuales, sin dudas, interpelaron a su autor que nos las ofrece en forma de “Relatos de un hombre incoherente.”